Mi propia historia con Mr. V.

Leyendo   La psicología de la seducción de Alejandra Vallejos , comprendo la existencia  de  “varios prototipos de seductores”. ...

domingo, 2 de abril de 2017

Cuando se cae el velo rosa del amor











No sé si les ha pasado, que conocen a alguien, hay conexión, viven un proceso físico-químico que los mantiene animados, ilusionados, y hasta pueden llegar a sentirse enamorados…

Pasa el tiempo y las cosas comienzan a tornarse color rosa, todo es bello, hasta que un día, caes en la realidad y te das cuenta que algo se perdió, el velo rosa se cayo.



Entonces de pronto comienzas a ver cosas que hace un tiempo no veías, pero como aun tienes esperanza de recuperar a esa persona, lo que sentías con ella y como te sentías con ella, tratas de buscar la respuesta en que fallaste, que paso? O porque se cayo?


Y vives en un conflicto de "tu, contigo", y al pasar de los días como cualquier otra cosa  que va por etapas te vas dando cuenta de situaciones  y señales muy específicas, de que realmente, lo mejor que pudo pasar fue que ya no estuvieras con esa persona.



Aquí te dejo  5 aparentes “insignificantes detalles” por  los cuales te darás cuenta si esa persona de verdad te quiere o es solo palabrería para que continúes a su lado.




1.    No le importa tu salud


Aunque suene a frase trillada, cuando alguien no se preocupa, por cómo estas cuando tienes un virus, como sigues si le comentas que tienes algún dolor, que método de anticoncepción usas, y como podría afectar tu salud, o algo tan simple como el interesarse por  cómo te sientes a diario, si comes, si comes bien o no.


Es una claro indicio que no hay interés genuino hacia tu persona, y es hora de ir replanteando que tipo de relación quieres mantener con esa persona.







2.    No le importa tu quehacer diario


Es decir esa persona, TU persona, ya no le importa que haces o dejes de hacer, tal vez te diga (y muy probablemente así sea) que eres parte importante de su vida, pero la verdad es que no tiene ni idea de cuál es tu trabajo diario, y no le interesa saber que hiciste en la oficina, si tu jefe te recargo de trabajo, si fulanita y tu tienen un nuevo proyecto, o si aun tienes empleo.


Y todo eso, hace que se vaya perdiendo (aun mas) la comunicación, pues ya no te sentirás igual de animada a conversar tu que hacer diario, lo que ira progresivamente cerrando una brecha entre ustedes.






3.   No le interesan tus intereses


En esta parte es más evidente todavía, cuando una persona ya no te admira, no comparte para nada tus intereses, así no sea que los practique, solo es el hecho de interesarse en tus actividades.



Desde tus hobbies, proyectos, emprendimientos, pasiones, actividades relajantes, viajes, etc.

 No es mucho lo que se pueda hacer por relación, ya que una parte primordial de ser parejas es admirarse mutuamente, y apoyarse en sus diversos proyectos.




4. Solo cuenta contigo, pero tú no cuentas con el


Y espera que sea así siempre que el necesite de ti, vale para favores, cuidos, mimos, dar aliento para continuar.


Casi siempre cuando se presenta esta fase viene acompañada de apatía sexual también, ya no le importa tanto cuan satisfecha puedas estar tú, mientras el si lo esté.






5.  No le preocupa  (ni se ocupa de) tu seguridad


Es decir, le da igual y realmente, no se inmuta porque tengas que transitar alguna parte solitaria u oscura, si estás sola en un lugar poco transcurrido o potencialmente peligroso, no le interesa tu integridad física, y ni se toma la molestia de preguntar mucho menos de acompañarte, en alguna de estas situaciones.



La naturaleza del hombre tiende a ser protectora, y si tu chico en cuestión no toma en lo más mínimo este papel, lamento decirte que allí no hay nada más que hacer.




Ahora, todo esto no  es con la idea de abofetearte o de salir con el trillado, es que tienes que valorarte, en la manera que te lo digo, es la forma simplificada de cuando al fin lo vi.



Porque como muchas viví (y puedo decir que aún vivo) buscando respuestas, situaciones que me corroborarán o me negaran  lo que de cierto modo ya yo sabía, pero que me negaba a admitir.



La cuestión está en que mientras estamos bajo el velo rosa del enamoramiento, nuestras alarmas internas se silencian o las silenciamos, y nos pasamos por alto estas señales.



Con la esperanza de que por ignorarlas, dejen de estar, pero te puedo decir y por experiencia propia que el precio de ignorarlas es mucho más alto que enfrentarlas.


Tienes alguna otra señal de desamor?

Espero sus comentarios


No hay comentarios.:

Publicar un comentario

linkedin

Recibe en exclusiva nuestras publicaciones, con tu correo